Muchas instalaciones domiciliarias necesitan tener un tanque elevado de almacenamiento o tanque alto de agua. La función principal que cumplen estos depósitos es la de aportar altura para generar una presión adecuada dentro de la vivienda.

En muchas ciudades la propia red de distribución de agua llega a los hogares con una presión adecuada y suficiente para tener un confort adecuado en los diferentes aparatos de uso: duchas, lavabos, bidets, grifos en cocina